1.1.07

Akira tiene siete años...

... pelo castaño, una mancha blanca en el hocico y cuatro patas. Akira es, por esto y otras tantas características y cuestiones genéticas, una perra. Además, desde hace escasamente cuatro días, es también mamá de diez cachorritos; siete hembras, tres machos y un padre desconocido, aunque por cómo salieron los perritos sí se puede intuir cuál de los canes de la isla aportó, sin ser requerida, su contribución a la causa.

Mientras esperan a que llegue la cena, se sientan a observar la entrañable y familiar escena de Akira amamantando a sus diez hijitos. Él se percata de que, aún teniendo sólo cuatro días, los perritos ya formaron su carácter y da cuenta de ello a sus dos compañeros de observación canina, quiénes le dan la razón pues, ciertamente, sí está, por ejemplo, el cachorrito con la mancha blanca en la oreja derecha que siempre consigue intimidar a sus hermanos y tener la mejor posición para mamar. Y está también el otro, por ejemplo, el que nació sexto y que siempre está como medio llorando y medio temblando.

Hay, reflexiona ella, los líderes y los followers, como en las personas. Y los tres se quedan entonces, sin darse cuenta, pensando en lo mismo, preguntándose ellos que serían, ¿líderes o followers?, o mejor aún, a ellos qué les gustaría ser más, ¿de los que siguen o de los que son seguidos?

1 Hi diuen la seva:

A les 2.1.07, Anonymous txiki diu...

Total, que ningú ha guanyat l'aposta no?

Clar que si, les birres es prenen a la catalana, cadascú es paga les seves!

 

Publicar un comentario

<< Tornar a la pàgina principal